Rubiales, se acabó.

Rubiales

El mundo del deporte se planta ante el Presidente de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), Luis Rubiales, quien, contra todo pronóstico, ha anunciado su continuidad al frente de la Federación tras la polémica generada por sus inaceptables actos durante la final del mundial de fútbol femenino.

El 20 de agosto de 2023 debería ser la fecha que todos recordemos por ser el día en el que la selección femenina de fútbol ganaba su primer mundial, pero por desgracia, las injustificables acciones del Presidente de la RFEF, Luis Rubiales, han enturbiado todas las celebraciones de un hito deportivo como este.

Incidentes

Las controvertidas acciones que han desencadenado toda la polémica fueron, en primer lugar, llevarse una de las manos a su zona genital durante la celebración del gol de España, y la segunda y más grave, darle un beso supuestamente consentido a la futbolista Jennifer Hermoso.

Minutos después le preguntaron por estos bochornosos hechos al Presidente y en sus declaraciones tildaba de “gilipollez” estos acontecimientos.

Durante un vídeo en directo de la celebración dentro del vestuario se vió a la propia Jenni Hermoso diciéndoles a sus compañeras que no le había gustado, refiriéndose al beso.

Las “disculpas”

Ante todo el revuelo provocado por sus acciones, Luis Rubiales quiso defenderse a través de un vídeo en el que afirmaba que “seguramente me he equivocado”.

Esta peculiar manera de pedir disculpas y las supuestas presiones hacia Jenni Hermoso por parte de la RFEF para que declarase a favor del Presidente dispararon las críticas de miles de personas del mundo del deporte y de la política, entre otros, que se empezaron a movilizar para pedir la dimisión de Rubiales. Algunos de ellos llegaron a emprender acciones legales contra el Presidente de la RFEF.


Rubiales

Rubiales

Convocatoria de Asamblea General Extraordinaria de la RFEF

Dos días más tarde Luis Rubiales convocó para el viernes 25 de agosto una Asamblea General Extraordinaria de la Real Federación Española de Fútbol, en la que todo indicaba que iba a presentar su dimisión.

Primeras declaraciones públicas de Jenni

Pasados 4 días desde el incidente del beso la futbolista implicada, Jenni Hermoso, rompió su silencio sobre este tema en un comunicado que afirmaba que “Mi sindicato FUTPRO, en coordinación con mi agencia TMJ se están encargando de defender mis intereses y ser los interlocutores sobre este asunto”. Estas serían las primeras declaraciones públicas de la futbolista sobre el asunto, a pesar de que el mismo Luis Rubiales le pidiese que apareciese con él en el video de disculpas.

Rubiales no dimite

Cuando todo indicaba que Luis Rubiales iba a presentar su dimisión en la Asamblea General Extraordinaria de la RFEF, saltó la sorpresa. El Presidente presentaba una nueva versión de lo que, para él, pasó con relación al beso, “el pico” según él mismo lo calificó, en un nuevo intento de justificación de su inaceptable conducta.

Según este nuevo testimonio: ”En el momento en el que apareció Jenni, ella me levantó a mí del suelo, me cogió por las caderas, me levantó del suelo, que casi nos caemos, y al dejarme en el suelo nos abrazamos. Ella fue la que me subió en brazos y me acercó a su cuerpo, nos abrazamos y yo le dije <olvídate del penalti, has estado fantástica y sin ti no hubiéramos ganado este mundial>, ella me contestó <eres un crack>, y yo le dije <¿un piquito?> y ella me dijo <vale>, fue el piquito, durante todo este proceso con varios manotazos en mi costado y despidiéndose con un último manotazo en mi costado y yéndose riéndose. Esa es la secuencia de todo” afirmaba Rubiales en sus declaraciones. Versión que aparentemente no coincide ni con las declaraciones de la futbolista ni con las imágenes que todo el mundo ha podido ver.

Así mismo, el Presidente de la RFEF cargaba duramente contra “el falso feminismo que es una lacra en este país”. Y refiriéndose al beso alegaba que “fue espontáneo, mutuo, eufórico y consentido”. 

En cuanto al gesto de llevarse la mano a su zona genital durante la celebración del gol de Olga Carmona, Rubiales miró hacia Jorge Vilda para justificarse “en ese momento te hice esas señas de olé tus huevos”. Gesto por el que pidió disculpas a la Casa Real, la Reina y la Infanta y a todo el que se hubiese sentido ofendido ya que era “un gesto poco edificante”.

Respuestas de la comunidad deportiva

Las polémicas declaraciones de Rubiales incendiaron las redes sociales casi inmediatamente. Miles de usuarios criticaban las palabras del Presidente y apoyaban a la futbolista.

Entre estos se encontraban figuras destacadas del mundo del deporte, tanto masculino como femenino. Uno de los más críticos y tajantes fue el jugador del Betis y de la Selección Española, Borja Iglesias, quien afirmaba no sentirse representado con lo acontecido en la Ciudad del Fútbol de las Rozas. “He tomado la decisión de no volver a la Selección hasta que las cosas cambien y este tipo de actos no queden impunes” palabras con las que rechazaba la posibilidad de volver a ir convocado con la selección si la situación no cambiaba.

A su vez, muchas futbolistas, compañeras o no de Jenni, comenzaron a mostrar todo su apoyo a la jugadora. Entre ellas Alexia Putellas, que con un contundente “se acabó” mostraba su enfado ante esta situación y le tendía la mano a su compañera. También hicieron declaraciones las denominadas “las 7”, las futbolistas que se negaron a ser convocadas por la selección hasta que hubiese cambios en ella, “los hechos sucedidos en los últimos días retratan los problemas que hace unos meses denunciamos: un grave problema estructural de machismo y menosprecio a las futbolistas” afirmaba Amaiur Sarriegui en un tweet.

A estas reivindicaciones se sumaban clubes de La Liga, deportistas internacionales y políticos, entre muchos otros.

Los comunicados de FUTPRO y Jenni Hermoso

La Asociación de Futbolistas Profesionales FUTPRO se movilizó con rapidez para lanzar un comunicado, junto con las 23 ganadoras del mundial más otras muchas futbolistas españolas, manifestando su condena ante conductas que atenten contra la dignidad de las mujeres y rechazando la posibilidad de ser convocadas con la selección. “Después de todo lo sucedido durante la entrega de medallas del Mundial Femenino, queremos manifestar que todas las jugadoras que firman el presente escrito no volverán a una convocatoria de la Selección si continúan los actuales dirigentes”.

A su vez, Jenni publicaba otro comunicado junto con su agencia TMJ en el que agradecía todo el apoyo recibido y desmentía las declaraciones que Luis Rubiales había hecho en la Asamblea de la RFEF  sobre la supuesta conversación que mantuvieron antes del beso y su consentimiento “me siento obligada a denunciar que las palabras del Sr. Rubiales explicando el desafortunado incidente son categóricamente falsas y parte de la cultura manipuladora que el mismo ha generado.”

“Me sentí vulnerable y víctima de una agresión” afirmaba Jenni en su comunicado, condenando así los actos de Luis Rubiales.

Ante las supuestas presiones que sufrió para declarar manifestó que “se me pidió realizar una declaración conjunta para rebajar la presión sobre el presidente”, declaración que jamás tuvo lugar porque la jugadora no quiso dar ninguna explicación, pues de hacerlo “quitaría aún más protagonismo a un momento tan especial para mis compañeras y para mi”. Además, la futbolista recuerda que las jugadoras llevaban denunciando este tipo de situaciones de la RFEF desde hacía mucho tiempo.

Rubiales ¿Y ahora qué?

El futuro de la RFEF es incierto en estos momentos. El Presidente se mostró tajante con su no dimisión, pero las múltiples denuncias ante la Fiscalía, el Consejo Superior de Deportes y el Tribunal Administrativo del Deporte pueden suponer su inhabilitación del cargo. Por ahora, la Comisión Disciplinaria de la FIFA ha suspendido con carácter provisional a Rubiales, privándole de ejercer cualquier actividad relacionada con el fútbol nacional e internacional durante 90 días, y ordenándole que se abstengan tanto él como la RFEF de contactar con Jenni o con su entorno.

En cuanto a lo meramente deportivo, cada vez son más las futbolistas que se unen al comunicado y rechazan ser convocadas por el combinado nacional si la situación no cambia. Y es que, recordemos, esto comenzó hace ya muchos años, cuando algunas jugadoras reclamaron mejoras. Y sin tener que remontarnos tan atrás, hace menos de un año 15 jugadoras se declararon no convocables hasta que mejorasen las condiciones laborales en la selección, y muchos las tildaron de “niñatas”, “dramáticas” o “caprichosas”. Pero el tiempo lo pone todo en su lugar y esperemos poder tener pronto una solución que garantice unas óptimas condiciones de trabajo para todas y cada una de las futbolistas y penalice los errores cometidos.


Rubiales

Deja un comentario

Volver arriba